miércoles, 20 de mayo de 2009

SALVAVIDAS

El banquillo mojado de sangre.
Nadan con brazadas
atraviesan el mar rojo
hacia la orillada meta que
de una cara
deja su moneda.

Tenemos
los demás
las manos llenas
de flores
horquídeas blancas
abiertas en la miel.
Haciéndonos catarsis con las estrías
que deja la azul silla anatómica.

Esponjas de espadas
de sus bocas irasibles
abren camino por
las ventanas hacia el espejo
del bronceado perfecto.
El mobbing
el footting
el champagne.
Estatuas de yute
se hierguen
ante la hipocresía del más allá
que feesean en el mar rojo
que bajó un metro pero
en donde no me alcanza
para salvavidas.

ENTER. CASH. FULL TIME. EXPULSE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores